Izquierda Unida - Vicálvaro

Escuela PublicaRebelateSanidad PublicaReferendum

¡53 reformas laborales dan todo el poder a los empresarios!

Si alguien tenía alguna duda las primeras medidas impuestas por el Gobierno de Rajoy dejan absolutamente claro a favor de qué clase social va a gobernar. La primera fue la subida del IRPF no sólo incumpliendo su mantra electoral de que el PP baja los impuestos, sino que, además, esta subida hace recaer especialmente el aumento recaudatorio en los asalariados, los únicos que no pueden falsear su declaración de la renta porque están atrapados por la nómina. La segunda medida fue la llamada Reforma Financiera, aprobada con el apoyo del PSOE. En este caso, y en contraste completo con la primera medida, no sólo no recauda más de las entidades bancarias sino que pone a su disposición 50.000 millones de euros más, sumándose a las decenas de millones que les han dado con anterioridad. En tercer lugar la llamada Reforma Laboral. Las 62 páginas del decreto-ley publicado en el BOE y que ya ha entrado en vigor, se pueden resumir en un titular: ¡Todo el poder a los empresarios! y en un único y breve artículo: Los empresarios pueden hacer lo que les dé la gana. En los últimos 32 años, desde que fue aprobado el Estatuto de los Trabajadores en 1980, ha habido 53 reformas laborales que han ido recortando los derechos de los trabajadores conquistados tras años de dura lucha en la etapa final del franquismo y en La Transición. 53 reformas, la mayoría impuestas y algunas pactadas por los sindicatos, han ido desdibujando dicho Estatuto hasta el punto de que hoy poco, o nada, tiene que ver con el original. Aquel no era ninguna maravilla pero era el reflejo parcial de lo que habíamos conquistado los trabajadores con nuestra lucha. Pero esta “53”, la última, es la que ha supuesto el mayor ataque a los derechos de los trabajadores españoles, al menos desde aquella época. En primer lugar porque afecta a todos los trabajadores. A todos nos afecta las facilidades y múltiples vías que se le otorgan al empresario para despedir. Igualmente nos afecta a todos el abaratamiento del despido. Todos vamos a sufrir la movilidad funcional y geográfica, la flexibilización casi absoluta y el cambio de las condiciones laborales al dictado del patrón bajo el chantaje de que si no se acepta tienes la puerta con 20 días de indemnización. A todos nos va afectar la eliminación de los salarios de tramitación o nos puede llegar un ERE sin autorización administrativa. Y muchos millones de trabajadores, los que aún tenían el paraguas del convenio, van a perderlo en la práctica. Los peor tratados son los jóvenes trabajadores que pueden estar sometidos a un contrato tras otro de aprendizaje hasta más allá de los 30 años (¡para los discapacitados toda la vida!) cobrando el 75% del SMI (el 85% el segundo y tercer año). Tampoco van a escapar a esta vorágine los trabajadores del sector público a los que también se aplicará el despido por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción al personal laboral y pueden verse afectados por despidos masivos a través de EREs sin autorización previa simplemente con aducir nueve meses de “insuficiencia presupuestaria”. Eso sí, todas estas medidas van acompañadas de un chorro de subsidios, bonificaciones, incentivos… a la patronal para que el factor trabajo sea lo más barato posible. El próximo paso del Gobierno Rajoy que nos afectará a los trabajadores es el recorte brutal en los Presupuestos para este año que dejará los principales servicios públicos tiritando. Pero todo esto es poco. Los dirigentes sindicales creyeron que con firmar la congelación salarial para tres años y alguna otra concesión iban a evitar “el mal mayor”. Pero evidentemente no ha sido así. Todo le parece poco a la patronal. Ahora dicen que si un parado no acepta la primera oferta laboral, “aunque sea en Laponia”, que se le arrebate el derecho al subsidio. Presionan para recortar más el derecho a huelga en previsión de la respuesta social que puede haber. Exigen que se les recorten las cotizaciones a la Seguridad Social, eliminar totalmente la ultraactividad de los convenios (dos años es demasiado), modificar el calendario festivo…, en definitiva, que el Partido Patronal lleve a cabo su programa, figurara o no en el programa electoral del PP. Todo este andamiaje sólo persigue la rebaja general de los salarios y un trasvase masivo de riqueza de los trabajadores a los más ricos. Todos vamos en el mismo barco, sí. Pero mientras la mayoría vamos encadenados al remo, vigilados por los del látigo, un puñado de privilegiados toman el Sol en cubierta y derrochan a manos llenas. Los trabajadores tendremos que organizarnos para cambiar esta situación, ¿no?

Jesús M. Pérez. Asamblea local de Izquierda Unida.

Izquierda Unida Web IU Federal
Red Blogs IloveIU Red Blogs IU
Foro Alternativo de IU Foro IU
 
Comisiones Obreras Web CCOO Madrid
Coordinadora Sindical de Madrid Web CSM
 
Distrito 19 Distrito 19
Rebelión Rebelión
Revista Marxista Nuevo Claridad Revista Nuevo Claridad
 
Asociación de Vecinos de Vicálvaro Web AVV
AFUVEVA Web AFUVEVA
© 2012 IU Distrito de Vicálvaro - Madrid - . Web optimizada para una resolución de 1024 x 768.